MANEJO DE LAS ESTENOSIS BILIARES BENIGNAS

 

 

 

Palabras claves: estenosis biliar, anastomosis biliar-entérica, stent

 

Las estenosis biliares benignas representan un significativo problema clínico, la mayoría ocurre en pacientes jóvenes, y el tratamiento debe lograr mantener al paciente asintomáticos a largo plazo y evitar futuras hospitalizaciones.

Algunos reportes sugieren realizar hepatoyeyunostomía, pero por el patrón vascular del ducto biliar y la patogénesis de la estenosis biliar determinan la realización de anastomosis biliar-entérica tan alta como sea posible en el árbol biliar.

Las técnicas quirúrgicas convencionales tienen una alta tasa de cura en la mayoría de los pacientes afectados con estenosis biliares benignas, con una tasa de recurrencia a largo plazo de 10-30%.

El avance de los procedimientos endoscópicos provee de opciones alternativas.

El éxito inmediato del manejo no quirúrgico debería ser considerado con precaución porque las complicaciones tardías influyen sobre los resultados en estos pacientes. El 35% presentan obstrucción y colangitis. La colonización bacteriana, la viscosidad de la bilis, y las características del stent juegan un rol causal en la obstrucción transitoria o definitiva de la endoprótesis y en el comienzo de la colangitis. La administración periódica de antibióticos y el uso de stents de teflón de gran calibre (10F o 12F) con agujeros de salida secundarios reduce el impacto de la colangitis.

La dilatación con balón de la estenosis ha reportado mejores resultados que la colocación del stent biliar, pero en casos de estenosis no distensibles, las endoprótesis preservan la luz del ducto.

En el estudio realizado por Tocchi y col. compara los resultados obtenidos por anastomosis biliar-entérica con la colocación de stent por vía endoscópica, obteniendo como resultado exitoso en más del 80% de los casos con ambos procedimientos. Los pacientes sometidos a tratamiento endoscópico presentaron tiempo de hospitalización y rehospitalización más prolongados, con mayor morbilidad. La mortalidad total de ambos grupos fue de 0%.

El grado de dilatación y el tipo de tratamiento fueron los factores estadísticamente correlacionados con resultados positivos a largo plazo, y la cirugía como la mejor opción terapéutica en el tratamiento de las estenosis del tracto biliar.

 

Comentario: La evidencia actual indica que las estenosis biliares benignas deben ser solucionadas con anastomosis biliar-entérica, y el procedimiento endoscópico debería ser considerado como tratamiento definitivo en pacientes con enfermedades médicas asociadas.

 

Bibliografía:

1.      Tocchi A, Mazzoni G, Liotta G, Costa G, Lepre L, Miccini M, De Masi E, Lamazza MA, Fiori E. Management of Benign Biliary Strictures: Biliary Enteric Anastomosis vs Endoscopic Stenting. Arch Surg 2000;135:153-157 [Resumen] [Texto completo]

2.      Davids PHP, Tarika AKF, Rauws EAJ, et al. Benign Biliary Strictures: Surgery or Endoscopy? Ann Surg 1993;217:237-243 [Resumen]

 

 

Envia tu Sugerencia