COLANGIOPANCREATOGRAFIA RETROGRADA ENDOSCOPICA:

DIAGNÓSTICA Y TERAPÉUTICA

 

 

Palabra Claves:  colangiopancreatografia  retrograda  endoscópica

 

La endoscopía es el método principal para el diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades biliares y pancreáticas. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (ERCP) es el procedimiento más comúnmente usado en endoscopía pancreática-biliar, aunque ha perdido terreno como examen diagnóstico debido al auge de la ecografía y la colangioresonancia, ERCP ha evolucionado a una técnica predominantemente terapéutica. Un nuevo procedimiento endoscópico, la ultrasonografía endoscópica provee imágenes de alta resolución de los conductos pancreáticos y biliares y complementa los hallazgos de la ERCP. Estos cambios hacen que lejos de disminuir la frecuencia de sus indicaciones, aún aumenten.

El desarrollo instrumental ha evolucionado de acuerdo con las necesidades de abordaje de determinadas áreas anatómicas y patologías, es así como al duodenoscopio usado para la ERCP presenta dos particularidades que lo distinguen de otros: son endoscopios con visión lateral, y tienen la capacidad de controlar la dirección de los catéteres cuando van saliendo del canal instrumental, esto permite obtener imágenes de la pared medial del duodeno, donde se localiza la ampolla de Vater y posibilita canularla. Además los transductores pueden orientarse en un sentido radial o linear. Los endoscopios lineares permiten hacer biopsias con agujas y aspiración, un procedimiento importante cuando en la evaluación de ciertas patologías del sistema pancreático-biliar. En contraste con las imágenes indirectas obtenidas con fluoroscopía y ultrasonografía, pueden obtenerse también, imágenes directas de los conductos pancreáticos y biliares a través de pequeños coledocoscopios. 

Una de las indicaciones más comunes para endoscopía biliar es la obstrucción aguda de los conductos biliares, a menudo por un cálculo, que es complicado por colangitis. La ERCP es el procedimiento de elección en pacientes con colangitis aguda. Luego de la esfinterotomía biliar los cálculos en el conducto biliar pueden ser extraídos con  canastas traccionados a través del conducto biliar. El drenaje rápido reduce la morbimortalidad asociada a sepsis biliar, y  tiene menor tasa de complicaciones que el drenaje quirúrgico.

ERCP es de primera elección en el tratamiento de pacientes con cálculos en el conducto biliar común. La extracción de cálculos pequeños del conducto biliar con ERCP es habitualmete exitoso, en cambio, la extracción de cálculos mayores de 1cm pueden necesitar fragmentación in situ, por litotripsia mecánica o electrohidráulica, seguida por la remoción de fragmentos.

Con respecto a las estenosis biliares benignas su principales causas benignas son las lesiones quirúrgicas, estenosis anastomóticas y colangitis.  Las estenosis primaria son más raras. El diagnóstico definitivo se hace mediante ERCP, que además posibilita aspirar bilis para cultivo y para citología en busca del diagnóstico diferencial de la lesión. La endoscopía también permite realizar tratamiento mediante dilatación con catéteres y balón con un resultado satisfactorio cercano al 75 %.

Las pérdidas de bilis pueden ser causadas por cirugía, trauma o complicación de procedimientos. Su tratamiento consiste en disminuir la resistencia al  flujo en los conductos biliares lo cual se logra con la colocación de un stent o una esfinterectomía por ERCP.

En contraste con la mayoría de los procedimientos endoscópicos, ERCP tiene una significativa tasa de complicaciones. En el 5-10% de los pacientes ocurren pancreatitis o pequeñas perforaciones retroperitoneales, con significativa morbimortalidad. La tasa de complicaciones es relacionada a la frecuencia y el número de procedimientos hechos por el endoscopista. La ultrasonografía endoscópica tiene menos complicaciones, reportándose hemorragia y pancreatitis en el 2% de pacientes en los que se realiza biopsia pancreática.

 

Comentario: La endoscopía pancreática y biliar ha mejorado en forma importante desde sus comienzos, 25 años atrás. ERCP es actualmente el procedimiento diagnóstico de elección en pacientes con colangitis, obstrucción biliar o ambos, porque posibilita el diagnóstico y el tratamiento en un alto porcentaje de pacientes. La ultrasonografía endoscópica es de elección en la detección, estadificación y biopsia de tumores pancreáticos y biliares, pero aún resulta un estudio de poca accesibilidad  en nuestro medio debido a lo costosos que son los equipos dotados con transductores ecográficos.

 

 

Bibliografía:

Brugge W R; Van Dam J. Pancreatic and biliary endoscopy. N Eng J Med 1999;41 (24):808-6

Ponchon T. Diagnostic endoscopic retrograde cholangiopancreatography, Endoscopy 2000;2 (3):200-8

Neuhaus H. Therapeutic pancreatic endoscopy. Endoscopy 2000;2 (3):217-25

 

Envia tu Sugerencia