SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE : TERAPÉUTICA EFICAZ

 

 


Palabras claves:
Síndrome de Intestino Irritable

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es un problema clínico común. Diferentes estudios epidemiológicos indican una elevada prevalencia en la población general, 14 a 20% en las mujeres y 5 a 19% en los hombres.

Los pacientes con SII tienen una pobre calidad de vida y una elevada tasa de utilización de los servicios de salud. Estudios publicados en 1988 no encontraron evidencia suficiente que avale la eficacia de alguna de las medicaciones usadas para el SII. Con el objeto de evaluar la eficacia de los agentes farmacológicos utilizados para el SII y debido a que los estudios existentes no demuestran de manera fehaciente la eficacia de dichas drogas, Jailwala y col llevaron adelante una revisión sistemática sobre este tema.

Fueron evaluados los siguientes agentes farmacológicos actualmente utilizados en el SII:

1.   Bulking agents: Psyllium, Concentrados de fibras, etc.

2.   Agentes que afectan la motilidad y/o la percepción visceral: a- Relajantes del músculo liso (Pinaverio, Trimebutina, Diciclomina, Diltiazem, etc.) . b- Agentes procinéticos (Domperidona , Cisapride). c- Antagonistas opioides periféricos (Loperamida). c- Antagonistas de los receptores de 5-Hydroxitriptamina (Ondansetron, Alosetron). d- Otros agentes (Loxiglumide)
3.   Agentes psicotrópicos: Nortriptilina, Amitriptilina, Desipramina, etc.
4.   Agentes misceláneos: Fenitoína, Cromoglicato sódico, Lactobacillus acidophilus, Streptococo faecium.

Esta Revisión Sistemática encontró que la mayoría de los trabajos realizados sobre SII estuvieron focalizados en el uso de Relajantes de músculo liso ( RML ) y Bulking Agents (BA).
La evidencia avala la eficacia de los RML en pacientes en los que el síntoma predominante es el Dolor abdominal, aunque cuatro de estos RML (Pinaverio, Cimetropium, Otilonium, Trimebutina) demostraron ser eficaces. Ninguno de estos agentes está aprobado para el tratamiento del SII en USA debido a que todos estos estudios fueron realizados fuera de USA; sin embargo la Diclocimina es ampliamente usado en USA aunque su eficacia es avalada por un solo estudio de no muy alta calidad en el cual esta droga fue asociada con mejoría del dolor abdominal y la constipación aunque la mayoría de los agentes tratados experimentaron efectos anticolinérgicos colaterales. La baja frecuencia de efectos anticolinérgicos sistémicos con agentes antimuscarínicos selectivos como el Cimetropium y el Pinaverio son claramente deseables. En contraposición la eficacia de los BA no ha sido claramente establecida aunque por ejemplo el Psyllium y la Metilcelulosa son ampliamente utilizados.
De los Agentes Procinéticos, la evidencia en cuanto al uso del Cisapride es conflictiva, el balance no avala su uso en SII. La Domperidona no ha sido adecuadamente estudiada para esta condición. La Loperamida disminuye la diarrea y mejora el status global si efectos adversos significativos pero falla en disminuir el dolor abdominal.
Los antidepresivos son de utilidad y con frecuencia utilizados en pacientes con síntomas refractarios crónicos quiénes generalmente tienen alta prevalencia de disturbios psiquiátricos. Los Antagonistas de los receptores de 5-Hydroxitriptamina parecen prometedores pero requieren mayor evaluación.

 

Comentario: Ante el gran arsenal terapéutico que invadió el mercado y los consultorios de los médicos para el tratamiento del SII, debe que dar claro que de todas las drogas ampliamente promocionadas los Relajantes del Músculo Liso son beneficiosos cuando el dolor abdominal es el síntoma predominante; la Loperamida es efectiva en la diarrea. La eficacia del Psyllium no ha sido establecida y se necesitan de otros estudios para demostrar la eficacia de otras drogas.

Bibliografía:

1.   Jailwala J; Imperiale T; Kroenke K. Pharmacologic Treatment of the Irritable Bowel Síndrome : A Systematic Review of Randomized , Controlled Trials . Ann Intern Med 2000;133: 136-147 [Resumen] [Texto completo]

2.   Klein K. Controlled treatment trials in the Irritable Bowel Syndrome: a critique. Gastroenterology 1988; 95: 232-241. [Resumen]

Envia tu Sugerencia