TRATAMIENTO ACTUAL DE LA ONICOMICOSIS

 

 

 

Palabras claves: onicomicosis, tratamiento.

 

La onicomicosis se define como la infección fúngica de la uña que produce su decoloración, engrosamiento y deformidad. En la mayoría de los casos son causados por dermatofitos, pero en pacientes inmunocomprometidos (como por ej. pacientes con SIDA) se pueden aislar otros agentes patógenos. Además, es frecuente encontrar asociado otras infecciones por dermatofitos como ser tinea pedis, tinea cruris y tinea corporis.

Según el compromiso ungueal existen 4 subtipos de onicomicosis: distal subungueal, proximal subungueal, blanco superficial y por Cándida.

Solo la mitad de las uñas distróficas son producidas por hongos, por lo que la determinación micológica es fundamental para el diagnóstico diferencial y selección de un agente terapéutico efectivo.

Esta enfermedad presenta elevada prevalencia, representa el 50% de toda la patología ungueal, es de distribución mundial, y se han identificado numerosos factores de riesgo como ser: edad avanzada, genética, historia familiar, pobre estado general de salud (por ej. diabetes mellitus mal controlada), traumatismos ungueales frecuentes, contacto ambiental con patógenos, climas húmedos y cálidos, piscinas o duchas públicas, ropa o zapatos apretados, inmunosupresión (SIDA) o alteración del sistema inmune por quimioterapia, transplantes de órganos y uso de antibióticos de amplio espectro.

La onicomicosis afecta marcadamente la calidad de vida y el bienestar psico-social, ya que al afectar su función de protección, compromete la actividad diaria tanto laboral como social. En ciertos pacientes pueden afectarse psicológicamente, ya que la sociedad moderna valora en exceso la apariencia cosmética, además afecta las relaciones interpersonales por ser juzgados como de pobre higiene y miedo al contagio. Produce en el paciente vergüenza, trastornos de la personalidad, ansiedad y depresión.

Con respecto al tratamiento debe ser costo/efectivo y siempre sistémico. La monoterapia con griseofulvina o con ketoconazol son poco efectivos, con elevada tasa de recurrencias y con significativos efectos colaterales. Los nuevos agentes antimicóticos (triazoles) como el itraconazol, fluconazol y terbinafina, penetran en la matriz ungueal rápidamente y presentan efecto terapéutico prolongado (hasta 6-7 meses), La forma de administración es la siguiente:

  1. Itraconazole, en pulsos de 400 mg/día en 1 semana cada mes (3 pulsos para las uñas del pie, y 2 pulsos para las uñas de los dedos de la mano). Produce cura micológica en el 80% de los casos, y 10,4% de recaídas. Presenta interacciones con drogas por lo que se contraindica absolutamente su uso asociado con simvastatina, lovastatina, terfenadina, astemizol, cisapride, midazolam, triazolam, quinidina y pimozida.

  2. Fluconazol (150-300 mg) administrado intermitentemente, una dosis semanal por 6-12 meses para las uñas del pie, y 3-6 meses para las uñas de los dedos de la mano. Produce cura micológica en el 90%.

  3. Terbinafina 250 mg/día durante 12 semanas para las uñas del pie, y 6 semanas para las uñas de los dedos de la mano. Produce cura micológica en el 70-81%.

 

Comentario:

La onicomicosis, una enfermedad sin aparente importancia clínica, debe alertar al médico de posibles enfermedades subyacentes o enfermedades conocidas mal controladas, corregir en lo posible los factores de riesgo, realizar el tratamiento más costo/efectivo y con ello eliminar las posibles complicaciones tanto psicológicas como orgánicas.

 

Bibliografía:

1-            Elewski BE. Onychomycosis. Am J Clin Dermatol 2000 Jan-Feb;1(1):19-26

2-            Elewski BE. Onychomycosis: pathogenesis, diagnosis, and management. Clin Microbiol Rev 1998 Jul;11(3):415-29 [Resumen]

3-            Elewski BE, Hay RJ. Update on the management of onychomycosis: highlights of the Third Annual International Summit on Cutaneous Antifungal Therapy. Clin Infect Dis 1996 Aug;23(2):305-13 [Resumen]

4-            Hecker D. Current trends in onychomycosis therapy: a literature review. Mt Sinai J Med 1997 Nov;64(6):399-405 [Resumen]

5-            Odom RB. New therapies for onychomycosis. J Am Acad Dermatol 1996 Sep;35(3 Pt 2):S26-30 [Resumen]

 

Envia tu Sugerencia