CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DEL SINDROME ANTIFOSFOLÍPIDO

Texto en formato PDF (83 KB)

 

 

 

Palabras claves: Síndrome antifosfolípido, criterios diagnósticos.

Los anticuerpos antifosfolípidos son una familia de autoanticuerpos que presentan una amplio rango de especificidades y afinidades, todas reconociendo varias combinaciones de fosfolípidos, proteínas unidas a fosfolípidos, o ambas.

El término síndrome antifosfolípido se refiere a la asociación entre anticuerpos antifosfolípido y un síndrome de hipercoagulabilidad.

El diagnóstico actual se basa en criterios, que se revisan a continuación:

Criterios para la clasificación del síndrome antifosfolípido
Criterios clínicos
Trombosis vascular Uno o más episodios clínicos de trombosis arterial, venosa, o de pequeños vasos, que ocurran en cualquier tejido u órgano
Complicaciones del embarazo

Uno o más muertes no explicadas de fetos morfológicamente normales después de la semana 10 de gestación; o

Uno o más nacimientos prematuros de neonatos morfológicamente normales, antes de la semana 34 de gestación; o

Tres o más abortos espontáneos consecutivos no explicados, antes de la semana 10 de gestación.

Criterios de laboratorio

Anticuerpos anticardiolipina Anticuerpos anticardiolipina IgG o IgM presentes en niveles moderados o elevados en sangre en dos o más ocasiones, separados por al menos 6 semanas
Anticuerpos anticoagulantes lúpico Anticuerpos anticoagulantes lúpico detectados en sangre en dos o más ocasiones separados por al menos 6 semanas, de acuerdo a las guías de la International Society on Thrombosis and Hemostasis

El diagnóstico definitivo de síndrome antifosfolípido requiere la presencia de al menos uno de los criterios clínicos y al menos uno de los criterios de laboratorio. No existen límites de intervalos entre los eventos clínicos y los hallazgos positivos en el laboratorio.

Los anticuerpos antifosfolípido que no se encuentran incluidos dentro de los criterios diagnósticos son los siguientes: anticuerpos anticardiolipina IgA, anticuerpos anti B2-glicoproteína I, y anticuerpos antifosfolípido dirigidos contra otros fosfolípidos que la cardiolipina (ej. fosfatidilserina y fosfatidiletanolamina) o contra proteínas unidas a fosfolípidos otros que cardiolipina unida a B2-glicoproteína I (por ej. protrombina, anexina V, proteína C o proteína S).

 

DIC-2004

 

Bibliografía:

  1. Levine JS, Branch DW, Rauch J. The antiphospholipid syndrome. N Engl J Med. 2002 Mar 7;346(10):752-63. [Resumen]

  2. Greaves M, Cohen H, MacHin SJ, Mackie I. Guidelines on the investigation and management of the antiphospholipid syndrome. Br J Haematol. 2000 Jun;109(4):704-15. [Resumen]

  3. Alving BM. Diagnosis and management of patients with the antiphospholipid syndrome. J Thromb Thrombolysis. 2001 Sep;12(1):89-93. [Resumen]