TRATAMIENTO DE LA ANEMIA FERROPENICA

 

 

 

Palabras claves: anemia, déficit de hierro, sulfato ferroso.

 

La OMS define la anemia como una concentración de Hemoglobina debajo de 11 g/dl entre 6 meses y 6 años. Como los valores de Hemoglobina aumentan con el crecimiento, puede ser necesario contar con las tablas de percentilos según edad y sexo. Cualquier valor debajo del percentilo 3 es diagnóstico de anemia. La Academia Americana de Pediatría sostiene que para afirmar que es ferropénica deben determinarse valores de Hemoglobina, Hematocrito, presencia de microcitosis, hipocromía y respuesta a la terapia con hierro (aumento no menor de 1 g/dl de Hemoglobina en un mes de tratamiento). Este tipo de anemia, muestra su mayor prevalencia en Recién Nacidos (RN) de bajo peso; lactantes a término, entre los 6 y 24 meses de edad y gemelos. La adolescencia femenina es otro grupo importante de mayor prevalencia.

En nuestro país se ha informado una prevalencia del 47 % de anemia en niños de 9 a 24 meses, de áreas urbanas. Teniendo presente las consecuencias no reversibles de la carencia de hierro dentro de los dos primeros años de vida sobre la capacidad intelectual, es preciso iniciar un tratamiento precoz -preventivo, en aquellos niños que presenten factores predisponentes, antes de que se haga evidente la anemia.

Y para ello es preciso considerar:

  • FACTORES DE RIESGO: Bajo peso de nacimiento, gemelares, hemorragia o hemólisis en RN; alimentación con leche de vaca exclusiva y precoz, alta velocidad de crecimiento.

  • POBLACIÓN SUSCEPTIBLE: niñas adolescentes, lactantes de 6 a 24 meses alimentados con leche de vaca, mal medio socio-económico, familia numerosa.

  • INGESTA DE HIERRO DE LA DIETA: La absorción del hierro ingerido, está en relación inversa al grado de carencia. Hay factores que favorecen la absorción del hierro de la dieta, tales como Ácido Ascórbico, azúcares y aminoácidos. Otros la dificultan, como fitatos, fosfatos, tanino, salvado, oxalatos y Calcio

  • ALTERACIONES DE LA ABSORCIÓN: Síndromes de mal absorción, procesos inflamatorios gastrointestinales a repetición, parasitosis intestinales.

  • REQUERIMIENTOS DE HIERRO: Para el primer año de vida se recomienda un ingreso de 7 mg/día; y para el 2º y 3° año de 8 mg/día. A partir de allí y hasta antes de la pubertad, la OMS recomienda 7 mg/día. En la pubertad 12 mg/día los varones y 16 las mujeres. La Academia Americana de Pediatría aconseja 1mg/kg/día para RNT desde 4º mes hasta 3 años y para RNBP 2mg/kg/día desde el 2º mes hasta 12º mes, luego 1mg/kg/día hasta el 3er año.

  •  

TRATAMIENTO MEDICAMENTOSO: De elección la vía oral y como sal, el Sulfato ferroso. La dosis recomendada es de 3 mg/kg/dia de Fe+ elemental en dos o tres tomas, alejadas de las comidas. Si se administra con jugo de naranja y azúcar, mejora la absorción. La respuesta esperada de una buena acción terapéutica es el aumento de reticulocitos desde el 4º dia, con un pico alrededor de 7 a 10 días. Si se aprecia alguna intolerancia (raro), fraccionar la dosis a dos tomas semanales. En los desnutridos el momento óptimo del tratamiento es en el inicio de la recuperación nutricional. Los productos farmacéuticos con sulfato ferroso en gotas, proveen cantidades variables, por lo que conviene familiarizarse con uno o dos productos, ejemplos:

Iberol sol = 5,25 mg Fe+/ml.

Fer In Sol = 0,6 ml/15 mg Fe+;

Ferlea sol= 25mg Fe+/ml. (1ml=20 gotas)

Bibliografía

1.      Calvo EB, Gnazzo N. Prevalence of iron deficiency in children aged 9-24 mo from a large urban area of Argentina. Am J Clin Nutr. 1990 Sep;52(3):534-40 [Resumen]

2.      American Academy of Pediatrics. Committee on nutrition; Iron balance and requirements in infancy. Pediatrics, Jan 1969, 134-142, Vol 43, No. 1 [Resumen]

 

Envia tu Sugerencia