GUÍA PARA LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA HIPOKALEMIA

 

 

 

La deficiencia de potasio juega un rol patogénico fundamental en determinadas entidades (arritmias cardíacas, debilidad muscular, íleo paralítico) por lo que se debe prevenir o corregir. Lo presentan el 20% de los pacientes hospitalizados y el 40% de los pacientes ambulatorios tratados con diuréticos tiazidicos.

El nivel sérico de potasio considerado normal es de 3,6 a 5,0 mmol/l.

 

Potenciales causas de hipokalemia:

  1. Ingesta insuficiente de potasio en la dieta.

  2. Tratamiento con diuréticos.

  3. Elevada ingesta dietaria de Sodio.

  4. Hipomagnesemia

  5. Diarrea prolongada

  6. Vómitos.

  7. Aldosteronismo primario y secundario

  8. Enfermedad o síndrome de Cushing

  9. Altas dosis de corticosteroides

  10. Corticotrofina ectópica

  11. Síndrome de Bartter, de Liddle

  12. Pérdida urinaria por diuréticos en la insuficiencia cardíaca congestiva, síndrome nefrótico o cirrosis hepática.

  13. Catecolaminas

  14. Otros (excesivo uso de licor, insulina, antibióticos)

 

Drogas que producen hipokalemia:

  1. Por intercambio de Potasio. agonistas b2 adrenérgicos (epinefrina), descongestivos, broncodilatadores, agentes tocolíticos, teofilina, cafeína, intoxicación con verapamilo, intoxicación con cloroquina, sobredosis de insulina.

  2. Por incremento de la eliminación renal de potasio: Diuréticos (acetazolamida, tiazidas, clortalidona, furosemida), mineralocorticoides (fludrocortisona), sustancias con efectos mineralocorticoideo, altas dosis de glucocorticoides, altas dosis de antibióticos (penicilina, nafcilina), drogas asociadas con depleción de magnesio (aminoglucósidos, cisplatino, foscarnet, amfotericina B)

  3. Pérdida excesiva de potasio por la materia fecal: Fenoftaleína, poliestireno sódico

 

Los factores que afectan la ingesta de potasio incluyen el tipo de dieta consumida, edad, raza y nivel socioeconómico. Debido a esto ser debe tener presente cuales son los alimentos que mayor contenido en potasio presentan.

Alimentos ricos en Potasio

1.      Los de contenido más alto: higos secos y miel.

2.      Muy alto contenido: Frutas secas (dátiles, ciruelas), nueces, almendras, palta (aguacate), cereales de salvado, germen de trigo, porotos.

3.      Alto contenido: Vegetales (espinacas, tomates, brócoli, zapallo, remolacha, acelga, zanahoria, coliflor, papa), frutas (bananas, melón, kiwi, naranjas, mangos), carnes (vacuna, bife o chuleta, porcino, ternera, cordero).

 

Estrategias para administrar potasio: prevención vs. corrección

La ingesta de potasio se debe iniciar cuando la kalemia se encuentra entre 3,5 y 4,0 mmol/l, sobre todo en poblaciones vulnerables a arritmias cardíacas, como son los pacientes con insuficiencia cardíaca, pacientes que reciben digoxina, y aquellos que tienen historia previa de cardiopatía isquémica. El aumento de la ingesta de potasio debe acompañarse con la disminución la dosis de diuréticos no ahorradores de potasio y con la restricción de la ingesta de sodio. Esta estrategia no es efectiva cuando se asocia depleción de cloro, como son aquellos que reciben terapia diurética, o presentan vómitos o drenaje nasogástrico.

La corrección se debe realizar con dieta, incluyendo alimentos con elevado contenido de potasio, usando sales sustitutas (cloruro, fosfato o bicarbonato de potasio) o prescribir suplementos de potasio.

El magnesio es un cofactor fundamental para la captación de potasio y mantener el nivel de potasio intracelular, por lo que la coexistencia de déficit de ambos electrolitos puede conducir a una hipokalemia refractaria al tratamiento

 

Guía para la administración de potasio en la práctica clínica

  1. El consumo de alimentos ricos en potasio debería ser suplementado con la prescripción de terapia de reemplazo de potasio.

  2. El reemplazo de potasio es recomendado en individuos que son sensibles al sodio o que son incapaces o no están dispuestos a reducir la ingesta de sal; esto es especialmente efectivo en reducir la presión arterial en estas personas.

  3. El reemplazo de potasio es recomendado en individuos que presentan nauseas, vómitos, diarrea, bulimia, o abuso de diuréticos/laxantes.

  4. Los suplementos de potasio son mejores administrados oralmente en una dosis moderada sobre un período de días o semanas para lograr la repleción completa del potasio.

  5. Aunque el dosaje de la kalemia es conveniente, esto no siempre es un indicador exacto del potasio corporal total.

  6. La adherencia del paciente al suplemento de potasio puede ser incrementado con regímenes con el que el paciente se siente cómodo. Por ejemplo prescribir formulaciones microencapsuladas que no tienen gusto desagradable y con escasos efectos colaterales gastrointestinales.

  7. Los regímenes de suplemento de potasio deberían ser lo más sencillos posibles para optimizar la adherencia al mismo.

  8. Una dosis de 20 mmol/día de potasio en forma oral es generalmente suficiente para la prevención de hipokalemia, y 40-100 mmol/día suficiente el tratamiento de la misma.

 

Bibliografía:

1.      Cohn JN, Kowey PR, Whelton PK, Prisant LM. New guidelines for potassium replacement in clinical practice: a contemporary review by the National Council on Potassium in Clinical Practice. Arch Intern Med 2000 Sep 11;160(16):2429-36 [Resumen]

2.      Gennari FJ. Hypokalemia. N Engl J Med 1998 Aug 13;339(7):451-8

3.      Mandal AK. Hypokalemia and hyperkalemia. Med Clin North Am 1997 May;81(3):611-39 [Resumen]

 

Última Actualización: 03/05/2008

Envia tu Sugerencia