ESTUDIO TRANSVERSAL SOBRE ACCIDENTES DE TRÁNSITO EN LA CIUDAD DE RESISTENCIA (ARGENTINA) Y ALREDEDORES

 

 

 

Dr. Roberto Pedro Llamazares. Dr. Miguel Angel Duré. Dr. Sergio Lucazevitch. Dra. Nora Suligoy. Dra. Nancy Mosqueda. 

 

Resumen:

El objetivo del estudio fue, el investigar características epidemiológicas, acerca de los accidentes de tránsito, y tratar de correlacionar algunas variables.  La muestra consistió en 521 casos.  Se registraron datos demográficos, datos clínicos como tensión arterial, escala de Glasgow, tipo de accidente, pérdida de conciencia, diagnóstico prehospitalario, y el tiempo de arribo.  La proporción de sexo masculino fue 64,5%, con edad media de 29,75 años.  La frecuencia de varias lesiones fue: Traumatismo de Cráneo: 195 casos, Traumatismo de Miembros Inferiores: 226 casos, Traumatismo de Miembros Superiores: 67 casos, Politraumatismos: 63 casos.  La media de la Tensión Arterial Sistólica fue: 115,35 mm Hg; la media de la escala de Glasgow: 14,67 puntos.  Los Lapsos Pico (donde los accidentes eran más prevalentes): entre las 18.00 y las 19.00 horas (49 casos), y entre las 19.00 y las 20.30 horas (39 casos).  Los Riesgos Relativos fueron: 3,31 para Politraumatismos;  1,76 para Traumatismo de Cráneo sobre Avenida San Martín; 1,53 para Traumatismo de Miembros Inferiores si había una colisión entre auto y bicicleta; 1,33 para Traumatismo Cráneo cuando se conducía una bicicleta. ( p< 0,05).  Gente joven, del sexo masculino, fue la más expuesta a los accidentes de tránsito.  Traumatismos de Miembros Inferiores y Traumatismos de Cráneo, fueron las Injurias más frecuentes.  Sin embargo, la mayoría permaneció alerta y la presión arterial se mantuvo  en rangos casi normal.

 

Palabras Claves: Atención Prehospitalaria; Accidentes de Tránsito; Politraumatismos.

 

Introducción:

Los accidentes de tránsito, constituyen una de las causas bien reconocidas de mortalidad y discapacidad en países desarrollados.-

Sin embargo, en países en vías de desarrollo, éste problema no es bien apreciado, a pesar de que en naciones de Latinoamérica ha disminuido la incidencia de numerosas enfermedades infecciosas, debido a medidas de Salud Pública; siendo aquellas las tradicionales causas de morbimortalidad, en la población.-

El aumento del número y del uso de transportes motorizados, ha conducido a que los accidentes de tránsito, pasen a ocupar una de las primeras causas de injurias1.-

El propósito del presente trabajo es, presentar características prevalentes de los accidentes de tránsito, y de sus consecuencias, ocurridos en la ciudad de Resistencia y en zonas aledañas.-

Y además el de correlacionar ciertas variables predictoras de lesiones.-

 

Materiales y Métodos:

Se tomaron 521 casos de accidentes de tránsito, desde Enero de 1998 hasta Junio de 1999.  Se definió como Accidente de Tránsito a aquel ocurrido en la vía pública, en el cual intervinieron: automóviles, motocicletas, bicicletas, camiones, colectivos, carros, peatones, ya en forma individual o en diferentes combinaciones posibles.  Se excluyeron accidentes de tipo domésticos, traumatismos por armas, quemaduras, intoxicaciones.  En cada caso se registraron: fecha, hora del accidente, edad y sexo de la o las víctimas, tipo o mecanismo del accidente, lugar del hecho, si hubo pérdida de conciencia, escala de Glasgow durante el transporte, tensión arterial, tiempo de arribo (definido como lapso desde salida de la Ambulancia desde su base  hasta la llegada  al lugar del hecho); y el diagnóstico prehospitalario de acuerdo a las siguientes definiciones: Politraumatismos (lesiones graves en por lo menos dos regiones orgánicas, o que potencialmente puedan producir asfixia o shock)2; Traumatismo de Cráneo (T.C.) leve, moderado o severo según puntaje Glasgow; Traumatismo de Miembros Inferiores (T.M.I.) leve si solo afectaba la piel, moderado si se sospechaban lesiones ligamentarias o torceduras, y severo se presentaban fracturas, o heridas; Traumatismo de Miembros Superiores (T.M.S.) leves, moderados y severos, con idéntica clasificación; Traumatismo de Columna leve, si no se sospechaban fracturas, luxaciones, ni compromiso neurológico, y severo en caso contrario; Traumatismo de Abdomen; Traumatismo de Pelvis; Traumatismo de Tórax; y Traumatismo Leve (si solo se trataba de excoriaciones, sin compromiso orgánico).

 

Análisis Estadístico:

Se utilizó la prueba del Chi cuadrado, corregida por Yates, para buscar significancia estadística, a través de tablas de contingencia, para variables categóricas.-

Además se calcularon los límites de Confianza del 95%, con el método de Greenland Robins, para los Riesgos Relativos (RR). -

Los valores de las variables continuas, se informaron como: Medias, Desvío Estándar, y Rangos3.-

Un valor de p< 0,05 se consideró como estadísticamente significativo.-

Se tomaron como variables predictoras de traumatismos o tipos de accidentes, a por ejemplo: el circular por una determinada calle o avenida de la ciudad; la colisión de un automóvil contra una motocicleta, y viceversa; el circular en un automóvil; y así sucesivamente.-

 

Resultados:

Se registraron 180 casos (34,5%) de accidentes en mujeres, y 341 (64,4%) en hombres (Fig. 1).  La edad media fue 29,75 años (D.S.=14,70), con rangos de 2 a 89 años.  En el sexo femenino la edad media etárea fue 28,15 años (D.S.=14,47), y en los hombres la media era 30,60 años (D.S.=14,77).-

La frecuencia de traumatismos fue (Fig.2): 183 casos  de T.C. leves (35%), 3   T.C. moderados (0,57%), 9  T.C. severos (1,72%); 200 casos de T.M.I. leves (38,3%), 26 T.M.I. severos (4,99%); 53 T.M.S. leves (10,17%), 14 T.M.S. severos (2,87%); 63 Politraumatismos (12,09%); 3 Traumatismos de Abdomen (0,57%); 7 Traumatismos de Pelvis (1,34%); 5 Traumatismos de Tórax (0,95%); 5 Traumatismos de columna leves (0,95%), 2 Traumatismos de Columna severos (0,38%); y 40 Traumatismos Leves (7,67%).-

Sobre 518 registros de tensión arterial (Fig. 3 y 4), la tensión diastólica media fue 71,53 mm Hg (D.S.=14,33), con una sistólica media de 115,35 mm Hg (D.S.=20,20), con rangos de 0 (2 casos) a 230 mm Hg (1 caso), para la tensión sistólica.  Se estimaron lapsos  en los cuales se presentaron "picos" de frecuencia  en los accidentes (Fig. 5), siendo el más elevado el lapso de 18.00 a 19.00 horas con 49 casos (10,16%).  El 8,25% sufrieron pérdida de conciencia transitoria.-

De 507 mediciones de la escala de Glasgow (Fig.6), se observó una media de 14,67 puntos (D.S.=1,34), con extremos de 3 puntos (4 casos), a 15 puntos (439 casos).  La media del Tiempo de Arribo fue 6,82 minutos (D.S.=5,85), con rangos de 1 minuto (5 casos), a 57 minutos (2 casos).

  En 90% el Tiempo de Arribo (Fig.7), fue  igual o menor de 10 minutos (n=421).-

En los 521 casos de accidentes de tránsito, intervinieron 13 colectivos, 19 camiones, 238 automóviles, 349 motocicletas, 98 bicicletas, 1 carro, y 8 peatones.-

En la Tabla, se presentan los Riesgos Relativos de padecer algún tipo de Traumatismo, o Accidente, en casos en que estuvieran presentes algunas variables, consideradas como "predictoras", con sus respectivos Límites de Confianza del 95%.-

 

Discusión:

Podemos concluir, que las personas del sexo masculino fueron las más expuestas a los accidentes de tránsito.  Además se trataba de personas, en su mayoría jóvenes, que sufrían generalmente un T.M.I. leve, o un T.C. leve.-

Esto podría estar relacionado a que, en una gran proporción de situaciones, las personas conducían o eran transportados en una motocicleta.-

Respecto de los datos vitales, se observó que muy frecuentemente se conservaba el estado de conciencia, y la tensión arterial se mantenía dentro de límites "aceptables", lo cual nos hace pensar que, por ejemplo la colocación de  vías venosas en etapas prehospitalarias, no sería de mayor utilidad4.-

Nuestro tiempo de arribo, coincide con el de otras ciudades, y supera a otras5.-

En resumen, existiría un riesgo aumentado de sufrir un traumatismo, al circular por la Ruta 11, avenida Las Heras, Av. San Martín, o cuando colisionan un automóvil con una motocicleta, o viceversa, como así también al conducir una motocicleta o una bicicleta.  Las limitaciones de nuestro trabajo, pueden corresponder a posibles sesgos, en la medición de variables, o a errores de tipo aleatorio.  Consideramos conveniente realizar estudios de cohortes, que superarían éstos obstáculos.-

 

 

Correspondencia:

Dr. Roberto Pedro Llamazares. Domicilio: Mz. 116, Pc. 5, Bo. 100 Viv. CGT.

Resistencia, Chaco (Argentina). CP 3500. TE.: 03722-476952. E-mail: roberllama@yahoo.com.

 

 

 

Referencias:

1.      Smith GS, Bars P. Unintentional injuries in developing countries. The epidemiology of a neglected problem. Epidemiol Rev 1991; 13:228-264.

2.      José R. Ramos Vértiz. Concepto del Politraumatismo. En: José R. Ramos Vértiz, Enrique M. Ceballos, Alejandro J. Ramos Vértiz. Traumat Ortop. 1ra ed. Editorial Ergon, 1984: 373-374.

3.      Newman Thomas, Browner Warren. Estudios transversales y de casos y controles. En: Stephen B. Helley, Steven Cummings. Diseño de la Investigación Clínica. 1ra ed. Ediciones Doyma, 1993: 83-95.

4.      Kaweski Susan M, Sise Michael J. The effect of prehospital fluids on survival in trauma patients. J Trauma 1990; 30: 1215-1219.

5.      Arreola Risa C, Mock CN, Padilla D. Trauma Care Systems in Urban Latin America: The priorities should be prehospital and emergency room management. J Trauma 1995; 39: 457-462.

Envia tu Sugerencia